• Sígueme en Instagram
  • Sígueme en Youtube
  • Only For Men

Doctor Yaso

Si hay algo que se reproduce cuanto más se regala, ese es el amor, razón por la cual decidí ser miembro de una prestigiosa y nobel organización que durante años a obsequiado tanto sonrisas como calor humano en aquellos espacios en los cuales se encuentran niños y adolescentes que padecen alguna enfermedad: Doctor Yaso.


Doctor Yaso es una Asociación Civil Sin Fines de Lucro creada con la visión de consolidarse como una referencia en el tema de atención a niñas y niños hospitalizados, utilizando el humor y el amor como elementos sanadores con un efecto multiplicador de la experiencia.

Como parte de esta organización he entendido que cada una de las acciones que se realizan tienen un carácter esencialmente terapéutico, porque llevamos un poco de amor y alegría a una habitación en la que están preocupados por la existencia de una enfermedad.


El objetivo principal es contribuir a aliviar el sufrimiento de niños, niñas y adolescentes pacientes de los hospitales, a través de la risa generada con actividades lúdicas basadas en la técnica del clown (payaso), respetando el estado de los niños, niñas y adolescentes, los deseos de la familia y el entorno del centro.

Este tipo de actividades me han llevado a resaltar el valor del humor, la alegría y el amor como parte vital, en la salud de cada persona. Tan importante es que existe esta organización dedicada a la ardua labor de mitigar el sufrimiento humano y contribuir a la humanización en los centros hospitalarios.

Programa Queremos Graduarnos

El pasado sábado 15 de julio se celebró la graduación de bachilleres de los becados pertenecientes a Queremos Graduarnos, programa educativo cuyo propósito es combatir la deserción escolar en jóvenes de escasos recursos, de ambos sexos y con edades comprendidas entre los 14 y los 19 años; concentrándose exclusivamente en el problema crítico que significa el número cada vez mayor de jóvenes que abandonan la escuela para ingresar a la delincuencia, sufrir un embarazo precoz, o en el mejor de los casos, llevar un empleo informal y mal pagado.


Por más de veinte años el programa ha desarrollado y comprobado un sistema de intervención, acompañamiento y subvención (IAS) para los jóvenes, donde cada actividad del programa refuerza un valor fundamental y ha sido claramente definido, optimizando costos y esfuerzos.
La graduación que tuvo lugar en los espacios de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), contó con la presencia de los graduandos y sus familiares, así como del equipo de trabajo de QG y los padrinos, patrocinantes, facilitadores y aliados del programa. Asimismo, fue moderada por Abel Calvo, presidente ejecutivo de la Cámara Venezolana de Franquicias – Profranquicias, mientras que el acompañamiento musical estuvo a cargo de la Fundación Musical Simón Bolívar.


Por mi parte, como CEO de la franquicia venezolana Only For Men, tuve el gran honor, no solo de apoyar esta causa, sino también de expresar unas palabras a los graduandos, las cuales estuvieron cargadas de motivación y fuerza para ayudarles a afrontar los retos que les espera. La Cámara Venezolana de Franquicias, la cual presido, ha sido aliada institucional de Queremos Graduarnos y ha apoyado estas iniciativas como parte de sus proyectos de responsabilidad social empresarial, convirtiéndose en parte de la solución de los problemas que aquejan al país.

Los representantes de Queremos Graduarnos reiteraron su agradecimiento por apoyar esta causa, mientras que en nombre de Only For Men decidí otorgar a los flamantes bachilleres vales de consumo para ser usados en cualquiera de nuestras sedes, como premio a su constancia y dedicación, demostrándoles que todo esfuerzo tiene su recompensa y recordándoles que si vale la pena superarse en cada una de las áreas de nuestra vida.

El mes del hombre

27.11.17 // by Alvaro Peña // No comments

El Día Internacional del Hombre (DIH) se celebra cada 19 de noviembre, por eso este mes está dedicado al hombre y todo lo inherente a su esencia . El objetivo principal de esta celebración es abordar temas de salud masculina de todas las edades; resaltar el rol positivo y las contribuciones que los varones hacen diariamente tanto a su comunidad como a la sociedad; promover la igualdad de género fomentando la no discriminación a los hombres; y celebrar la masculinidad.​




El Día Internacional del Hombre fue establecido en 1992 por Thomas Oaster,​ profesor de la Universidad de Missouri-Kansas y luego popularizado mundialmente desde el año 1999.

En noviembre de 2009, el Dr. Teelucksingh junto a otros miembros del Comité de Coordinación DIH formalmente ratificaron los principales objetivos del Día Internacional del Hombre con la idea de proteger sus valores centrales y ofrecer un punto de referencia fiable para los futuros celebrantes.

Los «6 pilares» del Día Internacional del Hombre son:

1​. Promover modelos masculinos positivos; no solamente estrellas de cine y deportistas, sino también hombres de la vida cotidiana, de clase trabajadora, que viven vidas dignas y honradas.

2. Celebrar las contribuciones positivas de los hombres a la sociedad; a la comunidad, a la familia, al matrimonio, al cuidado de los niños y el medio ambiente.

3. Centrarse en la salud y el bienestar de los varones; en lo social, emocional, físico y espiritual.

4. Poner de relieve la discriminación contra los hombres; en las áreas de servicio social, en las actitudes y expectativas sociales, y la legislación.

5. Mejorar las relaciones de género y promover la igualdad de género.

6. Crear un mundo más seguro y mejor, donde la gente puede estar segura y crecer para alcanzar su pleno potencial.

Ya somos 50 mil tarjetahabientes

En mi calidad de director de Profranquicias y quien preside la comisión organizadora de la BlueCard Master Card BOD Profranquicias, me siento orgulloso por la evolución que ha tenido la misma, siendo un instrumento financiero que alcanzó recientemente los 50 mil tarjetahabientes a pocos meses de su gran lanzamiento en Venezuela.



Hace pocos días recibimos en la sede de la Cámara a los representantes del BOD quienes asistieron en dicha oportunidad para formalmente anunciar que hemos logrado alcanzar la cúspide de nuestro más preciado proyecto. La llegada a los 50 mil tarjetahabientes.

A pesar de que nuestro preciado proyecto empezó ya hace algunos años, ha logrado consolidarse como un sueño que nuestra junta directiva tiene el agrado de materializar en una grandiosa y única tarjeta de crédito multimarca en ámbito mundial. BlueCard Master Card BOD Profranquicias forma parte del portafolios de productos financieros de BOD, siendo concebida para ofrecer una gran variedad de beneficios a todos los clientes tanto directos como indirectos de la Cámara general de Profranquicias y al público en general.



Este nuevo logro asegura hoy en día una importante inversión para todas aquellas marcas que siguen sumándose a nuestro exitoso proyecto, ofreciendo importantes beneficios a todos los tarjetahabientes a través de variados y atractivos descuentos en un mercado que abarca 560 franquicias en toda Venezuela. Nuestro producto se conforma por 12.500 puntos de venta y más de 300 mil empleos tanto directos como indirectos.

Por otro lado, me siento honrado por el reconocimiento que la entidad financiera BOD me otorgó resaltando la destacada labor y el trabajo que desempeñé en la realización, el diseño y el proceso creativo que hizo posible la creación de la Tarjeta de Crédito BlueCard Master Card BOD Profranquicias.

En este espacio aprovecho la oportunidad para agradecer a todos los que de alguna forma nos han ayudado a llevar este proyecto hacia delante, e invito a todos aquellos que aún no poseen una BlueCard Master Card BOD Profranquicias a formar parte de nuestra membresía y formar parte de este gran proyecto para juntos impulsar el crecimiento económico del país.





Mi historia parte 8: Una vaina sólo pá hombres!

Debía buscar un lugar físico donde comenzar a materializar el resultado de mi investigación. Necesitaba encontrar donde plantar mi proyecto.

Personalmente creo que uno de los problemas que tiene nuestra controversial capital, Caracas, son los estacionamientos. El lugar puede ser el mejor del mundo, pueden prestarte el mejor servicio, la calidad insuperable e incluso podría resultar, además, el más económico; pero si usted no tiene dónde estacionar su vehículo, ya lo piensa dos veces.


Así que la respuesta era bastante fácil de deducir: Un centro Comercial. Necesitaba encontrar un local en un centro comercial.


Recuerdan que les comenté al inicio, que aun y cuando quedé económicamente comprometido, hice un esfuerzo y di prioridad a cancelar mis deudas. Pues bien, una de esas deudas fue el alquiler del local donde funcionaba la agencia de viajes. Gracias a eso, el dueño de ese local, mi amigo Luis Constanza, considero alquilármelo nuevamente. Él me preguntó: --¿Y ahora que vaina vas a montar? Yo le contesté:  --¡Una vaina sólo pá hombres donde se corten el cabello!




--¡Ahhh una peluquería! Concluyó él

Por primera vez sentí la enorme diferencia entre los conceptos “peluquería” y “barbería”. Ambas, en apariencia, por fuera, llenas de pelos; ¡pero por dentro con vanidades diferentes!


--¡No amigo mio! Una BAR- BE- RÍ- A. Barbería, las barberías o sea: Solo para hombres. ¡Es más así la voy a llamar!


Curiosamente, era tan obvio el nombre que debía tener, qué algunas semanas después cuando conversaba con un barbero y le planteaba el proyecto, éste también dijo: ---¡Ahhh un lugar Solo para Hombres Barber Shop!


La confusión de mí, nuevamente, arrendador; entre barbería y peluquería, se replicó muchas veces. Cada vez que mencionaba el nombre de mi proyecto y decía a que nos dedicaríamos, mi interlocutor respondía, como quien descubre América: --Ahhh, una peluquería! O… ¿una peluquería? Sinceramente no me explicaba que no comprendieran la diferencia… era tan fácil, ¡tan evidente! Entendí que, en la cabeza del consumidor era la misma cosa y en rio revuelta ganancia de pescadores; daba lo mismo ir a una peluquería que a una barbería, pues no y ya les contare porque?


Tenía que salir del cauce, del paquete, del enredo entre lo masculino y lo femenino. En criollo necesitaba salir de esa zambumbia que el consumidor tenia entre las uñas acrílicas y el after shave.

Otra idea llenó mi cabeza. Tenía que diferenciarme de todos ellos. Necesitaba una identidad.

De momento no supe como haría eso. Pero por si a las moscas, por acaso alguna duda, para que no se equivocaran más, a: Solo para Hombre, le apliqué el anglosajón y le agregue la palabra correcta: BARBERIA.

Only for Men, Barbería.


Las ideas tomaban forma, se transformaron en un nombre que se estaba gestando entre las paredes de un local en el sótano de un centro comercial. Empecé a llamar a mi proyecto por su nombre.



En algún lugar leí: “La palabra tiene poder” No sabía que significaba, pero me gustaba. Me gustaba decir: Only for Men, Barbería; con todas las fuerzas de mi corazón.

Mi historia parte 7: Mi Problema, Mi solución

Cuando estás en el centro del huracán, no reconoces la enseñanza. Estás en directo, involucrado, no ves la bendición en el problema. Ahora ya no solo la veo, también la entiendo.

Mi necesidad se convirtió en mi objetivo. ¡Objetivo del cual no sabía absolutamente nada! Pensé que tendría que hacer un curso de barbería. Lo intenté, pero de verdad que no nací con ese “Don”. No aprendí a cortar cabello, pero si logré diferenciar lo que estaba bien hecho de lo que no.



Por primera vez me fijé como me arreglaban las manos y los pies, desde el proceso, el cual solicité que me describieran, hasta los productos usados para esa labor. Tomé nota de todo.

Fui al terapeuta de masajes y en un máximo esfuerzo por no dormirme le pregunté por cada manipulación y su beneficio. Cuando me dejó solo, anoté todo lo que veía dentro de la cabina de masaje y los productos que usaba.

Me tomé tres meses paseando por muchas barberías y peluquerías, observando mobiliario, costos, producto, estilo de trabajo, cantidad de hombres que asistían a peluquerías, horas de mayor afluencia de clientes. Averigüé como era el sistema de pago, cantidad de barbería vs peluquerías, barberías dentro de peluquerías, como se comportaba el barbero dentro de la peluquería (bastante aislado, por cierto). En las noches revisaba en internet todo lo relacionado al tema. La historia de la barbería en Latinoamérica me resultó interesante. ¡Los barberos hasta sacaban muelas! Pero ese cuento se los echo en otra oportunidad.

Me dediqué a hacer un trabajo de campo, una investigación, que desde mi punto de vista no dejara nada por fuera.

Durante esos tres meses pude hallar respuestas al por qué debía de ir de un lado a otro para recibir una atención mínima de cuidado personal. Estaba frente a un tabú: “El hombre debe ser como el oso, mientras más feo más hermoso”. Para ese oso no había nada planeado, ni estructurado, nadie había pensado globalmente en las necesidades de ese pobre oso.




Seguí averiguando, preguntando, por ejemplo, de que productos disponíamos los caballeros para cuidarnos. Me sorprendí, había muchos. Solo que no se conocían. Además de shampoo, gel de afeitar, post afeitada y máquinas de rasurar, ¡había un mundo de cosmética creada para hombres! Pero no había interés en darlos a conocer. Creo que no era considerado rentable. Y así el pobre oso seguía sin conocer su derecho a estar presentable y saludable. 


Salir a la calle a averiguar lo que había y lo que necesitaba, fue una excelente opción. Recorrí Caracas de este a oeste, de norte a sur. Maracaibo, San Cristóbal, Margarita. Traté de ver y probar cómo funcionaban barberías y peluquerías en diferentes lugares del país.



Definitivamente hay una diferencia entre observar el objeto de estudio y vivir el objeto de estudio. Con la segunda opción interiorizas el conocimiento, la experiencia. 
Mi intención era hacer el planteamiento más real y acertado de una empresa que prestara todos los servicios posibles a favor de la imagen masculina. Así, empecé a armar un rompecabezas llamado Only for Men, Barbería. 



Si te perdiste la entrada anterior léela aquí: Toma todo lo mejor para ti

Incertidumbre es libertad

4.7.17 // by Alvaro Peña // , , , , // No comments

No nos es posible imaginar la importancia de la educación y la formación hasta el momento en que nos hacemos padres. En ese instante se abre ante nosotros la incertidumbre del futuro que espera a nuestros hijos. En ese instante comenzamos a librar una larga batalla en busca de las mejores oportunidades de estudio y preparación que queremos brindarles.

Cuando el grupo O4M apoya proyectos como “Queremos Graduarnos” lo hacemos desde la perspectiva de un padre arando el futuro de sus hijos, lo hacemos con la firme creencia de que cada hijo de Venezuela también es nuestro. Lo hacemos desde la incertidumbre que nos acciona como empresa a pensar que nada está predestinado y que andando hacemos camino

Estoy seguro de que muchos de ustedes están bastante preocupados por lo que les deparará el futuro, y quiero decirles hoy que su futuro no solo es incierto, sino que existe la probabilidad abrumadora de que sea mucho más incierto de lo que piensan. ¿Y saben qué?, ¡eso es bueno! Esa incertidumbre no es más que la vida desafiándonos nuevamente

Así que mi consejo es: impónganse metas audaces, construyan su fuerza de voluntad de manera deliberada y consciente, y utilicen bien su tiempo. Son muy afortunados de estar aquí. Procuren adquirir las bases de pensamiento crítico y autocrítico porque este unido a habilidades prácticas les permitirá resolver problemas difíciles en el mundo real.

No teman a esa incertidumbre. Acéptenla. Úsenla. Incertidumbre significa que nada está predeterminado. Incertidumbre significa que tienen que modelar el futuro con la fuerza de su voluntad, la fuerza de su intelecto y la fuerza de su compasión. Incertidumbre es libertad.

Felicitaciones a todos y ÉXITO.



Palabras que compartí con los estudiantes de la franquicia social "Queremos Graduarnos"

El Vendedor de zapatos

Ante un mismo hecho caben dos posibles actitudes. Donde unos ven un fracaso, otros ven una oportunidad.

Tenemos como ejemplo aquella vieja anécdota de una compañía de zapatos que quería probar ventas en una isla y envió a uno de sus vendedores para investigar si era factible.  
El vendedor al llegar se dió cuenta que nadie usaba zapatos. Desencantado, envió un telegrama a la compañía diciendo: “Aquí nadie usa zapatos. No hay a quien venderle, es una pérdida de tiempo. Regresaré en el primer vuelo.”

El gerente de la compañía, que no quería rendirse tan fácil, envió a otro vendedor, uno de los mejores de su equipo. Éste, también envió un telegrama al llegar que decía: “La gente aquí no usa zapatos. ¡Hay tantas oportunidades! ¡Me quedo! ¡Por favor, envíen más zapatos!"


Como bien dice el dicho: todo depende del cristal con que se mire.

Hay oportunidades en todos lados, solo debemos estar preparados para verlas. 


Principios de liderazgo según Nelson Mandela


Nelson Rolihlahla Mandela estaba destinado a ser alguien importante para su país y para el mundo. Su fuerza y sabiduría lo convirtió en una leyenda del verdadero significado de “poder”, de la inteligencia al luchar y de liderazgo.

Según algunos especialistas, la vida de Mandela se rigió por una filosofía de creer y ejecutar, sin embargo, su liderazgo se basó en las siguientes características:


1. El coraje no es la ausencia de temor sino la capacidad para sostenerse e inspirar a otros a sobreponerse a él. Aún en medio de circunstancias adversas, recuerda tu posición e inspira a otros a ir más allá.

2. Sé objetivo al actuar, nunca dejes una idea al aire. Piensa, analiza y ejecútala. Mantente atento a los momentos y oportunidades.

3. No te dejes engañar por la trampa de la inmediatez, los objetivos se logran a largo plazo.

4. Mantén a tus amigos cerca y aún más cerca a tus contrarios. Conócelos y aprende de ellos.

5. Ten la capacidad de generar empatía con tu gente.

6. Nada es blanco o negro. Siempre hay distintas formas de solucionar un problema, lo importante no es hallar una respuesta, sino encontrar la mejor.

7. Reconocer los errores cometidos y rectificar también es una muestra de liderazgo.

El éxito se puede medir en centímetros

1.7.17 // by Alvaro Peña // , , , , , // No comments

Una persona exitosa no es muy diferente de de otra que no consigue lo que quiere en la vida. La distancia que nos separa del éxito puede ser mucho menor de lo que parece. 

Pensemos en una carrera de caballos en la que el caballo en alcanzar la meta ganó 15.000 dólares y el segundo 5.000. ¿Es el caballo ganador tres veces más rápido? ¡Por supuesto que no! La diferencia entre la llegada de uno y otro son solo centímetros. Y si pensamos en el tiempo, ¿Cuanto tiempo hubiera necesitado el segundo caballo para pasar al primero? Apenas milisegundos. No fue entonces un esfuerzo extremo entre uno y otro lo que marcó el resultado final, sino apenas una pequeña diferencia.



Un profesional que gana 3 veces más que otro no lo hace porque se esfuerce el triple ni porque tenga el triple de inteligencia o de talento; pero hay algo que cambia los resultados.

Así que el éxito está al alcance de la mano para cualquier persona que realmente se proponga lograrlo.

Toma acción HOY y piensa: ¿Cual es esa "diferencia" que marcará la diferencia en mis resultados.?





Basado en un extracto del libro "El éxito no llega por casualidad" de Lair Ribeiro

Mi historia parte 6: Toma todo lo mejor para ti

Hay algo muy particular que quisiera compartir con ustedes antes de continuar con mi historia entre barbas y cabellos. Algo, que luego, descubrí como una fortaleza: La capacidad de darse por entero a sí mismo.

Suena medio abstracto y agotador. Lo interpretamos como aquella capacidad de trabajar y trabajar. Pero no se trata de eso, no es agotarse físicamente, dirigir la obra, pintar las paredes, diseñar el logo, imprimir la publicidad. No es eso. Se trata de generosidad. Se trata de no guardarse nada para luego.

Es muy cierto que cuando desarrollamos un proyecto, que lógicamente implica una inversión, esperamos que nos sea devuelto todo aquello que damos. Y allí está el problema, la angustia, la espera. Pensamos que el banco, el arquitecto, el centro comercial, tienen que hacer algo por nosotros, por nuestro proyecto. Y realmente no es así.

Toda la energía que necesita tu emprendimiento esta en ti. eres el director de esa orquesta y por ello es que necesitas estar en las mejores condiciones posibles: mental, física, emocional y espiritualmente.

Prepárate, inspírate, lee, imagina.


Leer es la vía más rápida para desarrollar la creatividad y visualizar lo que deseamos. Sé un ávido lector, experimenta diferentes tópicos, sal de tu zona de confort. Luego, siempre que tengas oportunidad experimenta lo leído, aplícalo.

Cuida tu cuerpo: tu apariencia refleja el éxito de tu empresa. En mi caso la finalidad de mi empresa me ayuda a proyectar una apariencia positiva. Si, tu apariencia se proyecta a través de tu emprendimiento. Imaginemos que es un restaurant o estás en el área de la alimentación, pero no cuidas tu peso. Probablemente tu comida no será asociada con algo que hoy día todos buscamos y añadiría un plus a tu propuesta: salud. Por otro lado una buena condición física te genera una aptitud y actitud, óptima para el desempeño de tus labores dentro de la empresa. Y para finalizar, tu cuerpo es el vehículo a través del cual expresas todo el conocimiento que adquiriste en el punto anterior, ¡así que cuídalo!

Emociónate. ¡Si! emociónate con lo que haces. Vive segundo a segundo como desarrollas un proyecto o un día de trabajo. Pule tus emociones negativas, reconócelas, ellas no son malas. Son un ejercicio de autocontrol y conocimiento de sí mismo. Así que valídalas y agradece. Te muestran los puntos en los que debes trabajarte.



Por último, conéctate con tu espiritualidad. No se trata de ayunar, rezar o pasarte todo el día en OM. Busca el equilibrio. Reconócete como un ser espiritual. Todos los somos. Busca una vía para expresarlo: la oración, el yoga, la meditación; hay mil forma de hacerlo, de seguro que alguna te vibrara. Mientras encuentras medio de conexión y aún si ya lo encontraste: AGRADECE. Agradece: ¡por lo que te pasa y por lo que no te pasa también!



¡Tú emprendimiento empieza y termina en ti!


Si te perdiste la entrada anterior léela aquí: Descubriendo el agua tibia

Si quieres leer la siguiente, aquí: Mi problema, mi solución

8 tips para ser exitoso

11.6.17 // by Alvaro Peña // , , , , // No comments

Todos deseamos ser exitosos, conseguir los objetivos y metas que nos proponemos. Pero… ¿Cómo lograr siempre lo que queremos? ¿Existen secretos para el éxito?

Pues, si bien no hay fórmulas mágicas, todas las personas exitosas tienen ciertas cosas en común. Y basándose en esos rasgos comunes, se han desarrollado estos 8 tips para ayudarnos a lograr el anhelado éxito:




1. Define tus propósitos
Decide exactamente cuáles son tus ideales. Aunque parezca mentira, muchas personas no saben lo que quieren y por tanto no logran nada significativo.

2. Delimita tus Objetivos
Define con claridad qué es lo que quieres conseguir, ya sea cosas materiales o logros personales. No es igual pensar “quiero ser muy exitoso” a pensar “quiero tener libertad financiera”.

3. Determina con exactitud el alcance de tus objetivos
No es lo mismo decir: “quiero ganar mucho dinero” a decir: quiero ganar $2000 dolares mensuales. Establece Cantidades y Fechas. Te programarás inconscientemente para lograrlo en el tiempo establecido, o incluso antes.





4. Divide

Divide tus objetivos y metas en partes más pequeñas. De esta forma será más simple ir uno por uno y simplificar el proceso.

5. Visualiza el Éxito
Un paso importante para el éxito, es la visualización. Obsérvate a ti mismo en el estado final de tanto esfuerzo.




6. Sé Optimisma
El optimismo te hará estar menos predispuesto al fracaso.

7. No te Rindas
Insistir, persistir, resistir y no desistir.

8. Supérate
Lucha contra ti mismo para mejorar en todo momento y no te detengas cuando logres tus cometidos. Sigue trabajando para hacerte cada vez más grande.



El universo no conspira en tu contra, pero tampoco se sale de su camino para acomodar las cosas.

11.6.17 // by Alvaro Peña // , , , // No comments

Para la mayoría de las cosas importantes, el tiempo siempre es un problema.

¿Esperas un buen momento para renunciar a tu trabajo?

Las estrellas nunca se alinearán y los semáforos nunca se pondrán en verde al mismo tiempo.

El universo no conspira en tu contra, pero tampoco se sale de su camino para acomodar las cosas.



Las condiciones nunca son perfectas.

"Algún día" es una enfermedad que llevará tus sueños a la tumba.

Las listas de pros y contras son igual de malas.

Si es importante para ti y quieres hacerlo "eventualmente", sólo hazlo y corrige el curso sobre la marcha"

________________________
 Timothy Ferris
Autor de "La semana laboral de cuatro horas".

Mi Historia parte 5: Descubriendo el agua tibia

Ya tenía el dinero. Ahora, ¿en que lo invertía?

Sentí una verdadera pasión por la agencia de viajes, amaba ese negoció, lo construí con mucha ilusión. Pero ahora la situación era diferente, me movía la necesidad de producir dinero, pues había compromisos que cumplir y una economía personal que recuperar.

No tenía un planteamiento específico, algo en particular que quisiera, carecía de un motivo que no fuera un 15 y último. Ante un panorama de mil cosas que podía desarrollar, no había alguna que me picara el ojo.

Esperé a ver si me llegaba la musa de la inspiración. Que va, no llego.

Así que en aras de relajarme un poco, me fui a cortar el cabello. Cuando llegue a la barbería, tenía tres por delante, así que me fui a comer algo. No calculé bien el tiempo y cuando regresé, habían pasado a alguien en mi turno, el barbero me dijo:

—Chamo te esperé como 10 minutos y como no llegaste, pasé al señor. ¡Tranquilo que esto es rápido!

¿Cómo es posible que yo haya esperado una hora y él tan solo 10 minutos? Esto no era nuevo. Si no me quedaba en la barbería esperando, perdía el turno. Esperar allí implicaba, calor, incomodidad, pérdida de tiempo. El barbero excelente, la metodología de atender al cliente fatal.

Esta situación se repetía, si me arreglaba los pies, las manos o si deseaba darme un masaje. Debo aclarar que para cada uno de estos servicios iba a un lugar diferente. Imaginen de cuánto tiempo debía disponer, para el cuidado básico que requiere un hombre para estar presentable. Deseé poder reunir a los cuatro profesionales que requería en un mismo lugar.


La espera me molestó. Me tomé el problema a pecho. Tenía que resolverlo.



Y tratando de resolver el problema de otro, encontré un área parcialmente explotada, desatendida, anticuada… No estaba descubriendo el agua el caliente, ya lo sabía. Lo que estaba descubriendo era las posibilidades de servirla mejor…

A veces buscamos desarrollar un gran proyecto, “EL PROYECTO”, lo complicado, lo grande, ¡lo que tiene departamentos! Muchas veces lo sencillo, lo cotidiano, lo inmediato, está allí manifestando iniciativas sencillas pero necesarias. Solo basta poner atención a lo que nos rodea, lo que nos hace falta…


Si te perdiste la entrada anterior léela aquí: A veces la cosa no sale bien
Si quieres leer la siguiente, aquí: Toma todo lo mejor para ti

Mi Historia parte 4: ¡A veces la cosa, no te sale bien!

Para ser honesto, no inicié mi negocio con vías a ser una franquicia. ¡Inicié mi negocio porque mi anterior emprendimiento fracasó! Si, así como lo leen: fra-ca-só. No éxito; Sí deudas. Dos factores fueron determinantes en ello.

Para el año 2000 inauguré la Agencia de Viajes Mauricio Tours, con bombos, platillos y mucha ilusión. ¿Recuerdan el fatídico 11 de septiembre, ataque a Las Torres Gemelas? Para esa situación muchas agencias de viajes no estaban preparadas y vivieron su peor experiencia. Entre ellas la mía. Ese factor no podía dominarlo, era externo, impredecible. Pero hubo otro detallito que no ayudó. Yo, no dominaba todas las aristas de este nuevo negocio. Y aunque busqué personal capacitado para el tema y un socio que decía conocer mejor del manejo de una agencia de viajes, señores, el ojo del amo engorda el ganado. Yo dejé en otras manos, y sinceramente: ¡lo que nada nos cuesta, hagámosle fiesta!

Las sociedades son muchas veces, una lotería, Así que le eché la culpa a todo lo que pude, menos a mi desconocimiento y capacitación. Cuando vine a darme cuenta, ya gran parte del negocio estaba perdido. ¡Para colmo de males yo no estaba acostumbrado al fracaso! Si a los negocios buenos y malos, pero no al fracaso. Conceptos muy diferentes. Los pequeños y medianos negocios que había tenido culminaban cuando ya me cansaban o encontraba otro que me parecía mejor. Entonces los vendía.

Cuando perdí la agencia, el mundo se me vino encima. ¿Cómo se hace cuando el negocio no sirve? ¡Eso no lo sabia! La experiencia vivida con la agencia de viajes, no se la deseo a nadie, pero el aprendizaje que me dejó, más tarde me di cuenta de su utilidad.

Legalmente fue duro y desagradable. Estuve paralizado unos meses, sin saber qué hacer. Volver a empezar no es fácil cuando no se tienen 30 y se supone que “aquel” era el negocio para asegurar la vejez. Me habría gustado acostarme y despertar descubriendo que era una pesadilla. ¡Pero la realidad era otra, al abrir mis ojos en las mañanas, la verdad era: ¡NO FUNCIONÓ! No sé si salí de aquel terrible estado emocional que me embargaba porque soy hijo de gochos o porque el ser humano tiene instintos de supervivencia, o simplemente porque Dios es maravilloso y un día te da el espaldarazo, el empujoncito, y escuchas una vocecita que te dice: - bueno ponte las pilas y comencemos de nuevo. ¡El día llegó, hay que arrancar, hay que solucionar, empezar de nuevo!








Así que, un poco más animado comencé a vender: carro, instrumentos musicales, cuadros, artículos deportivos, todo lo que era vendible y estaba en buen estado lo vendí. Vendí mi apartamento. Incluso pedí ayuda, a mis familiares y amigos. Los que pudieron me ayudaron.

Pude cumplir con algunos acreedores, eso era importante para mí. Otros, fueron sinceramente flexibles y considerados pues me conocían con anterioridad y sabían que me tardaría, pero que cumpliría con mis compromisos. Tenía algo de dinero guardado, más lo que reuní con la venta, como les comenté pagué unos compromisos y me planteé arrancar de nuevo. Ahora, la cuestión era: ¿arrancar con qué?

El fracaso es terrible, pero muchos emprendimientos surgen de un fracaso, así como muchos son exitosos desde su inicio y eso no les quita el mérito.

¡El fracaso, en muchos casos es el combustible del éxito!


Bien sea porque nos avergüence fracasar y nos vemos obligados a salir adelante, o porque poseemos una Fe y autoestima en nosotros mismo que le pone al error colores diferentes, colores que hacen que la palabra no sea error, sino APRENDIZAJE, o porque simplemente tenemos miedo de morirnos de hambre y, algo tenemos que hacer! Sea cual sea la opción es totalmente valida hacer uso de ella para salir adelante y reinventarse.

La horrorosa experiencia legal que conlleva el fracaso de una empresa, me hizo aprender de contratos de arrendamiento, legalidad en sociedades, clausulas penales, créditos bancarios y aprendí que los párrafos en letras pequeñitas deben ser leídos, etc. ¡Tuve que asesorarme muy bien en los aspectos legales y eso para mí a posteriori significó conocimiento! Además de eso terminé conociendo un montón de personas, con las que hasta el día de hoy mantengo contacto y que en más de una oportunidad me han ayudado.

Otro punto que les comparto, es la importancia de hacer amigos, relacionarse positivamente con las personas con las que compartimos a diario en nuestros empleos, comunidades y por supuesto con nuestros familiares. El círculo que nos rodea es un soporte emocional invaluable cuando tenemos problemas o cuando simplemente queremos echar a andar un sueño. ¡Pide ayuda! ¡Lo más malo que puede pasar es que te digan que no! Y eso son dos letras, te da algo de pena y luego déjalo pasar. Lo cierto es que si no hubiera construido un círculo de amigos y conocidos aunado a mi familia, la carga habría sido mayor, no imposible, pero si considerablemente mayor.


¡La lupa que magnifica el fracaso la graduamos nosotros!




Si te perdiste la entrada anterior léela aquí: Emprender da miedo
Si quieres leer la siguiente, aquí: Descubriendo el agua tibia

Mi Historia parte 3: Emprender da miedo. Transformando el miedo en poder

26.5.17 // by Alvaro Peña // , , , , , , // No comments



¿Que si no? Emprender da terror. Esta es la mala noticia y es la realidad de muchas personas que se encuentran con una verdad tan grande como el Roraima:

Para emprender hay que salir de la zona de confort.

Unos menos que otros, pero emprender implica incomodarse un tantico. Esa es, si se quiere la mala noticia. La buena noticia es que eso que te produce terror, puede transformarse en el motor que impulsa tu emprendimiento .




El miedo que nos produce en algunos casos, llevar a cabo una idea, se asienta en el temor a errar, equivocarnos, fracasar, a que nos vaya mal como se diría en venezolano. Equivocarnos, no tiene por qué necesariamente ser una debacle. Del error se aprende pero también el error se evita. 



Cuando compré mis primera sillas de barbería, elegí las más bonitas de la fábrica. Con un diseño aerodinámico y un color gris en tono plata, muy acorde en aquel tiempo (2002) con el nuevo milenio y que sinceramente les otorgaban la elegancia que necesitaba proyectar en mi negocio. Las más bonitas y diferentes que había visto… y las más frágiles también. A los 6 meses ya les había cambia el hidráulico a todas. No había considerado el tamaño y peso del usuario de las sillas. ¡Averigüe muchas cosas, pero esa se me pasó, a pesar de ser muy evidente! 



El error me salió bastante costoso, pero a la vez, beneficioso. Me dediqué a averiguar todo lo concerniente a mobiliario para barberías de manera exhaustiva. De ese momento en adelante empecé a ir más allá de la apariencia. 



Cada color en la pared, cada mueble, sistema de luces, productos e insumos, música, uniformes. Todo. Todo lo que le daba vida a mi proyecto fue objeto de estudio. Yo conozco cada ingrediente que está presente en el shampoo que usamos. El conocimiento te da el dominio de cada elemento que otorga vida a tu idea o emprendimiento. Si sabes cómo funciona, las sorpresas son pocas.

Conocer todas la aristas de tu proyecto te da poder y donde hay poder, no hay cabida para el miedo

Desglosa tu idea minuciosamente, busca respuesta a cada interrogante por sencilla o mínima que parezca, transfórmate en un experto en la materia y enamórate de las actualizaciones. Dale las gracias al miedo por prepararte mejor, a punta de previsión y conocimiento. Dale gracias al error cometido, porque cada vez que te equivocas tienes la oportunidad de hacerlo mejor.


Si te perdiste la entrada anterior léela aquí: Nacimos emprendedores
Si quieres leer la siguiente, aquí: A veces la cosa no te sale bien

Mi Historia parte 2: Nacimos emprendedores

Si, en mi opinión, nacemos con la chispa del emprendimiento. Desde que usted tiene forma de espermatozoide “emprende” una veloz carrera para alcanzar al ovulo y materializarse en un bebé. Te das cuenta que para gatear, caminar, correr, aprender a leer, cuentas con una chispa que te impulsa a seguir adelante, no importa cuántas veces te caigas, tú buscas la manera de perfeccionar el paso. Aquello que es objeto de tu atención se transforma en un estímulo que genera mil formas de llegar a ese objetivo. Somos así desde bebés. 




Si buscas la definición de “emprendimiento” encontraras algo como esto: ”La palabra emprendimiento proviene del francés entrepreneur (pionero), y se refiere a la capacidad de una persona para hacer un esfuerzo adicional por alcanzar una meta u objetivo, siendo utilizada también para referirse a la persona que iniciaba una nueva empresa o proyecto, término que después fue aplicado a empresarios que fueron innovadores o agregaban valor a un producto o proceso ya existente….”

¿Recuerdas cuando eras un niño? Quisiste hacer una carrucha y aplicaste “un esfuerzo adicional” para construir la mejor y más veloz carrucha de toda la cuadra y para ello diseñaste un “innovador” sistema con cuanto artefacto te pareció que la haría superior a las demás. Ves, tú a los 10 o 12 años eras la persona que describen los conceptos actuales de lo que es un emprendedor.



Así vas a lo largo de tu vida emprendiendo de manera instintiva en muchos aspectos. 

Quizás esto no suene muy profesional o técnico, pero el emprendimiento, a mí me gusta llamarlo idea en proceso de materialización, comienza con una chispa interna que te dice dentro de tu cabeza: tengo que hacer algo. Muchas veces no sabemos cuál es ese algo que podría transformase en la empresa de tu vida. Esa respuesta la vamos a encontrar posiblemente a través de investigaciones que coincidan con nuestras capacidades, estudios o gustos.

Lo que nunca debes poner en duda es tú capacidad para llevar a cabo la materialización de esa idea. Si en algún momento dudas de ello recuerda que la vida en sí comienza cuando emprendemos una veloz carrera.




Cuando vendí almohadas a los 15 años, pensé que sería el Zar de las almohadas. Las almohadas me enseñaron que los negocios se plasman en un papel:



-Almohadas para niños y para adultos.
-Almohadas duras y aguaditas.
-Almohadas que dan calor y otras que no.

Las Barberías son otra cosa…


Si te perdiste la entrada anterior léela aquí: Se empieza por el principio
Si quieres leer la siguiente, aquí: Emprender da miedo

Mi Historia parte 1: Se empieza por el principio

26.5.17 // by Alvaro Peña // , , , , , // No comments

Cuando se me propuso hacer un blog, lo primero que pensé fue: ¿Qué cosa realmente importante puedo decir? ¿Qué cosa verdaderamente inspiradora les puedo transmitir a los lectores? ¿Acaso contarle como desarrollé un negocio en particular, podría ayudar a otros a organizar el morral de sueños y embarcarse en la tarea de hacerlos realidad?



Empecé a leer cuanto blog se me atravesó por la pantalla. La diversidad de los mismos me motivó. Había blogs de todo y para todo. Desde la experiencia vivida hasta el conocimiento comprobado. Me convencí de que yo también podría tener un blog, un blog honesto y humilde. Un blog que cuente como una idea fue tomando forma, que las caídas duelen y no siempre te levantas tan rápido, que el dinero se acaba, que no siempre elegiste el negocio correcto y que las remodelaciones son una pesadilla. Un blog que diga también, que cuando inauguras y miras hacia atrás, le pides a Dios con todas las fuerzas de tu corazón que la cosa funcione. Un blog que cuente la historia de un sujeto de carne y huesos que en su juventud vendió almohadas.

Todos tenemos en nuestros genes el empuje para salir adelante. Todos nacemos con el potencial necesario, No importa nuestra apariencia, capacidades, limitaciones o recursos. Suficiente ejemplos tenemos a nuestro alcance de personas que en condiciones extremas han alcanzado logros igualmente extremos.

A través de este blog, pretendo decirle que entre usted y yo la única diferencia que hay son las ideas que están en nuestras cabezas esperando a materializarse. Y que Usted y yo somos emprendedores desde el vientre de nuestras madres.



Lee la siguiente parte aquí: Nacimos emprendedores