• Sígueme en Instagram
  • Sígueme en Youtube
  • Only For Men

Mi Historia parte 3: Emprender da miedo. Transformando el miedo en poder

26.5.17 // by Alvaro Peña // , , , , , , // No comments



¿Que si no? Emprender da terror. Esta es la mala noticia y es la realidad de muchas personas que se encuentran con una verdad tan grande como el Roraima:

Para emprender hay que salir de la zona de confort.

Unos menos que otros, pero emprender implica incomodarse un tantico. Esa es, si se quiere la mala noticia. La buena noticia es que eso que te produce terror, puede transformarse en el motor que impulsa tu emprendimiento .




El miedo que nos produce en algunos casos, llevar a cabo una idea, se asienta en el temor a errar, equivocarnos, fracasar, a que nos vaya mal como se diría en venezolano. Equivocarnos, no tiene por qué necesariamente ser una debacle. Del error se aprende pero también el error se evita. 



Cuando compré mis primera sillas de barbería, elegí las más bonitas de la fábrica. Con un diseño aerodinámico y un color gris en tono plata, muy acorde en aquel tiempo (2002) con el nuevo milenio y que sinceramente les otorgaban la elegancia que necesitaba proyectar en mi negocio. Las más bonitas y diferentes que había visto… y las más frágiles también. A los 6 meses ya les había cambia el hidráulico a todas. No había considerado el tamaño y peso del usuario de las sillas. ¡Averigüe muchas cosas, pero esa se me pasó, a pesar de ser muy evidente! 



El error me salió bastante costoso, pero a la vez, beneficioso. Me dediqué a averiguar todo lo concerniente a mobiliario para barberías de manera exhaustiva. De ese momento en adelante empecé a ir más allá de la apariencia. 



Cada color en la pared, cada mueble, sistema de luces, productos e insumos, música, uniformes. Todo. Todo lo que le daba vida a mi proyecto fue objeto de estudio. Yo conozco cada ingrediente que está presente en el shampoo que usamos. El conocimiento te da el dominio de cada elemento que otorga vida a tu idea o emprendimiento. Si sabes cómo funciona, las sorpresas son pocas.

Conocer todas la aristas de tu proyecto te da poder y donde hay poder, no hay cabida para el miedo

Desglosa tu idea minuciosamente, busca respuesta a cada interrogante por sencilla o mínima que parezca, transfórmate en un experto en la materia y enamórate de las actualizaciones. Dale las gracias al miedo por prepararte mejor, a punta de previsión y conocimiento. Dale gracias al error cometido, porque cada vez que te equivocas tienes la oportunidad de hacerlo mejor.


Si te perdiste la entrada anterior léela aquí: Nacimos emprendedores
Si quieres leer la siguiente, aquí: A veces la cosa no te sale bien

0 comentarios:

Publicar un comentario